Blogging tips
  • Cucú con tijeras. Photocards / Fototarjetas

    La primera vez que experimenté con tijeras para cortar el pelo fue mas o menos a los catorce años y prometí entre otras cosas un corte de cabello precioso  a la chica de la limpieza de mi casa. La pobre terminó como atropellada por una podadora. Tiempo después se mando a rapar. Menos mal ya tenia el pelo dañado y fue lo mejor que pudo hacer. Entre las rabietas de mi ingenua clienta y mis vanidades, no volvi a tener el impulso, sino 4 años mas tarde, y la que terminé rapada fuí yo.

    Tito hipsterYa no prometo el cielo, pero sigo usando las tijeras, esta vez con mis hijas y mi esposo, que desde que probó mi styling no paga un peso mas en un salón y esto es mucho, porque Tito le tiene un culto aparte a su cabellera santimillán y no le pone la cabeza a cualquiera. Esta última vez lo queria muy cortito y como lo tenia tan largo, le dije que si le hacía un corte hipster primero y despues y lo terminaba bien cortito, solo para jugar. Me dijo que sí y aqui están las fotos del cortecito

    El pobre estaba resudao, impaciente por terminar y salir despavorido a afeitarse y yo le insistía para que me posara para la foto. El corte obviamente no estaba terminado y Tito se decidió por algo mas prolijo y cortito (serio y aburrido).

    Mis aventuras con tijeras en la mano no terminan, ese mismo día la peque Ámbar probó algo de amor de madre cuando le corté su flequillo (que llevaba la pobre comiendo pelo un monton de tiempo) yo sigo pensando que le quedó algo corto para mi gusto, pero a todos les encantó así.

    Definitivamente lo que mejor le queda a mi hija es su sonrisa, ustedes que opinan?



    Con esta fotaza de mi loquilla se me ocurrió hacer algo chévere, unas tarjeticas de presentación con fotografías! porque, que mejor regalo que una sonrisa, verdad? A los que no sepan, las tarjeticas de presentación siempre han sido una herramienta útil a la hora de marcar la diferencia, es una forma creativa de presentarnos al mundo laboral y tambien, una manera de hacer de nuesrtros detalles, algo inolvidable. Porque eso si, las business cards o tarjetas de presentación no se hicieron solo para hacer negocios, aqui en Colombia al menos son una fantástica manera de presentar a tus hijos y a tu familia y marcar la diferencia en los detalles, funcionan como una especie de gift tags o etiquetas de regalo y quedan genial.


    Hice una versión en rosado y otra en aqua, intenté ponerle moñicongos pero al final pensé que la imagen habla por sí sola y decidí dejar las tarjetas así sencillas.

    Si quieres tener tus fototarjetas, lo primero que debes hacer es tomar una foto audaz y divertida de tu hijo y seguro que de esas tienes muchas (porque si en algo nos hemos convertido los papás de esta generación es en fotógrafos aficionados). Me la envías a cucucositas@gmail.com junto con el nombre del niño o niña y el color que elijas (verde menta, rosa y aqua), y por tan solo 6 USD, tendrás de regreso un archivo listo para imprmir en cardboard o papel fotográfico. Si vives en Santa Marta, puedo imprimir y enviarte un combo de 30 tarjetas listo para usar.

    Si tienes preguntas o dudas o solo quieres decir hola, no sabes que ilusión me daría leer un comentario (foreveraloooooone!) Por otro lado un like no estorba y tengo mi fanpage en facebook con varios albumes de cosas bonitas. En twitter me siguen como @cucucositas.





    0 comentarios → Cucú con tijeras. Photocards / Fototarjetas

    Publicar un comentario